Esa es la duda que tiene en vilo a la mayoría de inversores del IBEX 35, tras una caida tan fuerte como la de la semana pasada se esperaría que hubiera rebote esta semana de no ser por la actual crisis económica que plantea dudas acerca de si se va a producir o no este rebote. Lo que si es cierto es que la semana ha empezado bien, el IBEX ha recuperado los 1.800 puntos y se situa cerca de los 11.800, datos que deben ser superiores en el transcurso de la semana para considerar que se ha producido tal rebote.

Y es que si bien, el echo de que se piense que pueda haber rebote estimula la inversión el periodo en el que estamos hace que hayan muchas dudas y miedos lo que casi seguro impida este rebote. Además los inversores están muy preocupados por el elevado precio del crudo lo que está frenando la inversión, eso sí, una bajada del precio del crudo si podría provocar un fuerte rebote.